Ribadedeva es el último concejo al este de Asturias y una de los más desconocidos. Sin embargo su territorio, que se extiende entre las Sierras del Cuera y el Cantábrico ofrece multitud de atractivos para quien lo visita.  A todas sus excelencias paisajística, culturales y gastronómicas hay que añadir que alojarse en Ribadedeva tiene un plus, el de evitar la masificación de otros concejos  vecinos del oriente de Asturias

Colombres

Conocida por su Archivo de Indianos enclavado en la Quinta Guadalupe. Además de esta edificación, cuenta con otros magníficos ejemplos de arquitectura indiana. Una villa con marcado carácter asturiano.

Visitable bajo reserva. Pinturas del Paleolítico, Patrimonio de la Humanidad. Su pintura más representativa es un mamut en rojo. Situada en un imponente entorno de acantilados.

Playa de La Franca

Precioso arenal de larga tradición turística. Con marea baja la playa se junta con la vecina playa del oso. Paisaje protegido. Además está dotada de todos los servicios contando, incluido un restaurante.

Ermita Santu Medé

En el entorno de la Cueva de El Pindal. Un magnífico ejemplo de arquitectura rupestre. Desde aquí parte un sendero entre encinas que desemboca en las ruinas del monasterio de Tina.